Mein Teil – Rammstein y el Caníbal de Rotemburgo

“En busca de alguien fornido de
dieciocho a treinta años para ser asesinado.”
El Maestro Carnicero.

De esta forma comienza la canción Mein Teil de la banda alemana Rammstein, primer sencillo del álbum «Reise, Reise», publicado en 2004. Esta frase entrecomillada se basa en un anuncio que un tal «Franky» escribió en un foro en 2001. Sin embargo, el mensaje no era para ser asesinado sino para ser degustado.

A este anuncio respondió una persona, Bernd Jürgen Brandes, el protagonista de esta canción, quien realizó un encuentro con Armin Meiwes, el conocido como Caníbal de Rotemburgo. Como os podéis imaginar, a continuación hablaremos de uno de los casos más macabros que han ocurrido en la historia reciente de Alemania.

El encuentro

Heute treff ich einen Herrn
Der hat mich zum Fressen gern
Weiche Teile und auch harte
stehen auf der Speisekarte

Hoy me reuniré con un caballero
Le gusto tanto que hasta podría comerme
Partes blandas y partes duras
están en el menú

La primera estrofa de la canción comienza con Bernd narrando que ha conocido a un hombre y que quiere comérselo. ¿Qué podría motivarlo a ofrecerse voluntario para ser comido? Bernd obtenía satisfacción con el masoquismo y resultó ser la víctima perfecta para llevar a cabo el festín pues tenía el deseo de que le cortaran el pene.

El encuentro entre ambos se desarrolló de forma cordial, en un principio parece ser que el desenlace no iba a ser el que fue pero cuando iban a despedirse Bernd cambió de idea y se ofreció para ser mutilado y comido.

El banquete

Die stumpfe Klinge – gut und recht
Ich blute stark und mir ist schlecht
Muss ich auch mit der Ohnmacht kämpfen
ich esse weiter unter Krämpfen

La navaja poco afilada– buena y apropiada
Me desangro y me siento enfermo
Aun así debo luchar para estar despierto
Y continúo comiendo mientras tengo nauseas

Bernd ingirió una gran cantidad de alcohol y pastillas, cuando ya no sentía nada instó a Meiwes a que le cortara los genitales y los cocinara. Este lo intentó con una navaja pero tuvo que ir a por otra por no estar bien afilada, tras esto, cocinó el miembro de Bernd mientras este se desangraba y aguantaba el dolor. Según el propio Meiwes solo gritó durante 20 o 30 segundos. El resultado al freírlo fue un fracaso y apenas pudieron comer nada. En esta estrofa Bernd todavía se encontraba vivo y, aunque mareado, consiguió comer algo de su propia carne. Las náuseas de las que habla fueron provocadas por el alcohol, las pastillas y el desangramiento.

Ist doch so gut gewürzt
und so schön flambiert
und so liebevoll auf Porzellan serviert
Dazu ein guter Wein und zarter Kerzenschein
Ja da lass ich mir Zeit
Etwas Kultur muss sein

Está tan bien sazonada
y tan hermosamente flambeada
y tan cariñosamente servida en porcelana
Y para acompañar, un buen vino y una gentil luz de vela
Sí, me tomaré mi tiempo
Algo de culto debes ser

Aparte de los genitales, Armin cortó algunos pedazos más de carne, los cuales sazonó y cocinó con esmero y sirvió acompañados de vino. Como si de una cena romántica se tratara.

Ein Schrei wird zum Himmel fahren
schneidet sich durch Engelscharen
Vom Wolkendach fällt Federfleisch
auf meine Kindheit mit Gekreisch

Un grito subirá al cielo
Y cortará hasta a los propios ángeles
Plumas-Carne caen estrepitosamente
desde lo alto de las nubes sobre mi infancia

En la estrofa, Rammstein narra estos últimos momentos antes de la muerte de Bernd como una persona que está preparada para asumir su destino. Las investigaciones se centraron en si Bernd quería morir de verdad o solo disfrutar de esa experiencia a la hora de establecer la pena del acusado pero de eso hablaremos más adelante. Parece ser que la infancia de nuestra víctima había sido particularmente dura y se sentía culpable del suicidio de su madre, lo cual lo había llevado a desarrollar este comportamiento masoquista.

Cuando Bernd se encontraba al borde de la inconsciencia, Meiwes le asestó una puñalada mortal en el cuello, lo troceó y lo guardó para comerlo posteriormente. Durante un tiempo se alimentó del cuerpo de su víctima, llegando a consumir unos veinte kilos de carne que cocinó con diferentes salsas y acompañamientos.

¿Cómo advirtieron las autoridades que se encontraban ante este caso? Armin Meiwes buscó más víctimas en foros en los que se jactaba de haber probado la carne humana. Una de estas personas decidió avisar a la policía, quienes abrieron una investigación y encontraron partes del cuerpo de Bernd, además de todas las grabaciones de la fatídica noche.

El proceso judicial

Este proceso judicial causó un gran revuelo mediático, pues fue la primera vez que se juzgaba un hecho de tales características y la sentencia crearía jurisprudencia. Durante el juicio se debatió la condena entre unos años de prisión y la cadena perpetua. La fiscalía defendía la cadena perpetua por «asesinato con motivación sexual y perturbación del descanso de los muertos» mientras que la defensa presentó el caso como un «homicidio por encargo», pues la víctima había consentido según el relato de Meiwes.

Para la fiscalía el crimen se había cometido por motivos sexuales, pues el ritual de canibalismo fue grabado y disfrutado posteriormente por el acusado, quien se masturbaba con su obra de arte.

Armin Meiwes durante el proceso judicial. Fuente: Wikipedia.

La pena impuesta en la sentencia fue de ocho años y medio de prisión en 2004 por homicidio por encargo. Sin embargo, la fiscalía realizó un recurso que terminó con una sentencia por homicidio con agravantes que no se habían tenido en cuenta resultando la cadena perpetua en este proceso.

Actualmente, Armin tiene derecho a realizar salidas vigiladas de la cárcel que consisten en paseos cortos con la compañía de dos agentes.

Denn du bist
was du isst
und ihr wisst
was es ist
Es ist mein Teil – nein
Mein Teil – nein
Denn das ist mein Teil – nein
Jetzt ist mein Teil – nein

Porque tu eres
lo que comes
y tú sabes
lo que es
Es mi parte – no
mi parte– no
Porque es mi parte – no
Ahora es mi parte – no

El estribillo de la canción nos muestra el famoso lema “eres lo que comes”. Estas palabras han sido recitadas por Armin en más de una ocasión, sintiendo que el crimen sirvió para unir a los hombres de una manera especial como afirma en el documental Docs: Entrevista con un caníbal, publicado en 2009.

Una mención aparte merece la interpretación de esta canción en directo, en la que Till Lindemann aparece vestido de carnicero, ensangrentado y portando un cuchillo de grandes dimensiones al que se ha acoplado el micrófono. Al inicio de la canción Lindemann arrastra una olla con ruedas en la que se encuentra el teclista Christian Lorenz. En un momento de la canción Lindemann trata de cocinar a Lorenz con un gran lanzallamas. Aquí el vídeo de esta genial puesta en escena.

Bibliografía

«Caníbal de Rotemburgo» cuenta cómo mató y comió a un hombre | Crhoy.com. (s. f.). CRHoy.com Periodico Digital Costa Rica Noticias 24/7.

Entrevista a un caníbal. Documentos TV.

Los jueces alemanes condenan al «caníbal de Rotemburgo» a tan sólo ocho años de cárcel. (2004, enero 30). El País.

Un alemán se come a un amigo que conoció a través de Internet. El País.

Un asesino caníbal desvela a qué sabe la carne humana. (2016, febrero 18). abc.

Un tribunal alemán condena a cadena perpetua al «Caníbal de Rotemburgo». (2006, mayo 9). La Verdad.

Welle (www.dw.com), D. (s.f.). Nuevo juicio contra el «caníbal de Rotemburgo» | DW

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s